Investigación

Investigación sobre fármacos para el cáncer de pulmón

Salud General
Autor
Fraternidad-Mupresa

En nuestro país se detectan más de 25.000 nuevos casos de cáncer de pulmón cada año y se estima que es el tipo más frecuente en el mundo, por eso cobran vital importancia los estudios científicos que avanzan en la investigación y la lucha contra esta enfermedad.

Un grupo de investigadores del Instituto de Oncología Vall d’Hebron de Barcelona  han logrado desarrollar un nuevo tratamiento, que se ha probado con éxito en ratones, y que esperan probar en fase de ensayo clínico en humanos para el año 2020 con el objetivo de inhibir un gen que causa, entre otros, el cáncer de pulmón más agresivo.

El trabajo ha sido liderado por Laura Soucek, investigadora del grupo de modelización de terapias antitumorales en ratón del Instituto de Oncología Vall d’Hebron y directora de Peptomyc y mediante su descubrimiento han encontrado una nueva manera de atacar a “Myc” que es un gen clave en el desarrollo de la mayoría de los tumores.

El trabajo se ha publicado en la revista Science Transational Medicine  en un artículo que tiene como autoras a Marie Eve Beaulie y Laura Soucek y que parte del trabajo de hace 20 años cuando se diseñó "Omomyc" un transgen que inhibía esta proteína sin generar efectos adversos y que ahora han conseguido convertir en un fármaco administrable. Las autoras han demostrado que "Omomyc" puede usarse como terapia contra el cáncer de pulmón no microcritico que es el subtipo más agresivo y mortal pudiendo ser administrado por vía intravenosa sin producir efectos secundarios en el ratón e impidiendo el crecimiento tumoral, hecho que permite extender esta nueva terapia para tratar otro tipo de cáncer y sus metástasis.

Estudio laboratorio

Los beneficios de atacar al gen "Myc" eran ya conocidos pero faltaba la herramienta precisa y ahora con este estudio han demostrado que la fórmula de este nuevo fármaco como mini proteína tiene capacidad para penetrar hasta el núcleo e inhibir el gen para bloquear la progresión del tumor.

El trabajo también ha combinado la administración del fármaco con una terapia estándar para tratar el cáncer de pulmón sin que se hayan observado efectos secundarios añadidos ni interacciones farmacológicas con mayor bloqueo del crecimiento tumoral respecto a las dos terapias individuales y prolongando la supervivencia de los ratones lo que supone un paso más en la esperanza de encontrar soluciones contra esta enfermedad.