Artículos 

Lo + visto
 

TEMBLOR ESENCIAL

Autor:  Fraternidad Muprespa

El Temblor Esencial (T.E) es el trastorno neurológico más común que causa el denominado “mal pulso” sin que éste se pueda identificar con alguna causa.

Se trata de un trastorno “benigno” que no se relaciona con otras enfermedades que si causan temblores como el Parkinson y suele afectar al movimiento o a la calidad de la voz.

Aunque es un trastorno más o menos común ,y que afecta en mayor o menos medida a parte de la población presenta un origen desconocido aunque los últimos estudios sitúan su origen en un funcionamiento anormal del cerebelo que es el encargado de coordinar los movimientos musculares, siendo el factor genético una de las causas más importantes de la aparición de éste trastorno (aproximadamente un 60% de los casos).

Los temblores desparecen en posición de descanso y se agravan manteniendo una postura o al realizar ciertas acciones como escribir, sujetar un vaso, maquillarse o al utilizar los cubiertos para comer. Empeora generalmente al adoptar una postura y desaparece en la postura de descanso.

Algunas situaciones, como el estrés o la ansiedad, pueden agravar el temblor, lo que no significa que se trate de una enfermedad psicológica, sino que se asocia al aumento de ciertas sustancias que incrementan el temblor.

Los temblores esenciales se presentan generalmente en extremidades (tanto inferiores como superiores), cabeza y la laringe ocasionando problemas al hablar.

Su curso clínico es variable; puede ser estable o lentamente progresivo.

DIAGNOSTICO

No hay un estudio clínico que lo diagnostique. Su diagnóstico se realiza a través de un examen físico del paciente observando los temblores involuntarios al afectar movimientos voluntarios, aunque también han de realizarse otras pruebas para descartar enfermedades como hipertiroidismo, feocromocitoma y enfermedad de Wilson o que se deba a un efecto secundario por consumo de medicamentos, cafeina o síndrome de abstinencia

También es frecuente que se realice una analítica y estudios imagenológicos del cerebro.

TRATAMIENTO

El tratamiento farmacológico se inicia una vez que el paciente decida que los temblores le impiden realizar con normalidad sus tareas cotidianas. El tratamiento generalmente se realiza mediante medicamentos que contienen propranolol y primidona. También se utilizan anticonvulsivos, tranquilizantes, y antagonistas del calcio La mayoría de los pacientes suelen mejorar los síntomas al iniciar el tratamiento, sin embargo hay casos más severos que requieren cirugía para instalar un dispositivo denominado “estimulador cerebrar profundo” en el cerebro.

El consumo moderado de alcohol también se aconseja a los pacientes afectados de éste trastorno aunque se desconoce la causa científica de éste efecto beneficioso del alcohol sobre los temblores.

subir
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z