Artículos 

Lo + visto
 

VÉRTIGO

Autor:  Fraternidad Muprespa

El vértigo se caracteriza por la sensación de inestabilidad, sensación de giro de los objetos que nos rodea, del propio sujeto. Éstas sensaciones van generalmente acompañadas de nauseas, vómitos y malestar general.

Éste trastorno tiene su origen principalmente en infecciones del oído o la presencia de objetos extraños en él, cambios de presión, ruidos elevados o existencia de tumores en el oído. También puede deberse a la toma de algún medicamento.

Podemos distinguir dos tipos de vértigo:

  • Vértigo central: se debe a un fallo del nervio craneal o de los núcleos del cerebro (encargados de llevar y procesar la información desde el oído al cerebro)
  • Vértigo periférico: se produce por la afectación del laberinto (es el órgano encargado del equilibrio que se encuentra dentro del oído).

El vértigo se pude padecer a cualquier edad. Cuando se da en la infancia generalmente se debe a problema en el oído medio, sin embargo en personas ancianas se suele convertir en un problema crónico.

El diagnóstico se realiza fundamentalmente a través de una audiometría y de unas pruebas oculares que registran el movimiento involuntario del ojo (denominado nistagmo) y que nos van a permitir diferenciar que tipo de vértigo (central o periférico) se padece.

Asimismo, la prueba de equilibrio se realiza mediante la denominada posturografía de plataforma móvil. En los casos más complejos se puede llegar a practicar una resonancia magnética o un TAC (Tomografia Axial Computerizada) del oído y del cerebro.

El tratamiento generalmente se lleva a cabo a través de tres medios:

a) tratamiento farmacológico: con el que la mayoría de pacientes notan una considerable mejoría que les permite llevar una vida normal.

b) inyección de antibióticos: se suele aplicar un antibiótico llamado “gentamicina” que se inyecta a través del tímpano y que actúa sobre el aparato del equilibrio.

c) cirugía: para los supuestos en los que no resultan exitosos los tratamientos descritos anteriormente se practica una intervención denominada neurectomía vestibular con la que el paciente perderá la audición ya que en la intervención se elimina el oído interno o una laberintectomía sin que el paciente pierda la audición.

A continuación presentamos una serie de consejos para minimizar los síntomas producidos por el vértigo:

  • Evitar cambios bruscos de postura, así como hacer movimientos violentos con la cabeza
  • No introduzca objetos en los oídos. No utilice bastoncillos. Si nota un tapón de cera acuda al médico para su extracción.
  • Evite en la medida de lo posible los viajes en avión para impedir cambios bruscos de presión.
  • Evite los lugares con ruidos con elevado volumen
  • Realice une revisión periódica de vista y oídos.
  • Acuda al médico lo antes posible si padece una infección de oídos o nariz.
  • Es importante seguir también una serie de pautas alimenticias ya que la ingesta excesiva de azúcares o sal puede influir en la composición de los fluidos del oído.
subir
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z