Sueño

¿Por qué nos cuesta tanto despertarnos por la mañana?

Bienestar Físico

¿Te cuesta toda tu fuerza de voluntad salir cada mañana de la cama? ¿Eres de los que se les pegan las sábanas y tardan en despertarse todos los días? Si lo habitual es que quieras seguir durmiendo cuando suena la alarma, tenemos noticias: esto no debería ocurrir.

“Cuando suena el despertador (o si nos despertamos inmediatamente antes de que salte la alarma), deberíamos realizar una transición entre el sueño y la vigilia relativamente rápida. Un tiempo de sueño corto para nuestras necesidades o en unas horas inadecuadas del mismo pueden precipitar esta situación”, advierte Juan José Ortega, vicepresidente de la Sociedad Española de Sueño.

Si queremos seguir durmiendo, lo primero que deberíamos preguntarnos es si estamos teniendo la oportunidad y el tiempo de sueño adecuados

Si profundizamos en los motivos que hacen que levantarnos cada día suponga un esfuerzo, Juan Pareja Grande, responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, explica que existen varias razones. Una es la denominada inercia del sueño, una tendencia natural en algunas personas, que propicia que el cambio del sueño a la vigilia sea un poco lento.

 

ACCEDE A LA NOTICIA COMPLETA