Cenar pronto puede reducir el riesgo de cancer de mama y próstata

Cenar pronto puede reducir el riesgo de cáncer de mama y próstata

Salud General
Autor
Fraternidad-Muprespa

Hasta ahora, siempre se había relacionado el riesgo de padecer cáncer con el tipo de dieta seguida por la persona pero no tanto en los patrones horarios de las comidas. Es decir, se ha vinculado el cáncer con lo qué comemos pero no cuándo lo comemos. Esto se hace evidente en los países del sur de Europa donde se acostumbra a cenar más tarde con respecto a otros países.

Sin embargo, un reciente estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que ha analizado la relación entre los horarios de las comidas y el sueño con el riesgo de padecer cáncer, concluye que cenar temprano (en torno a las 21h) o al menos dos horas antes de irse a dormir reduce en cerca de un 20% menos las posibilidades de desarrollar cáncer de mama o próstata.

Para el estudio, dentro del marco del proyecto MCC-Spain y cofinanciado por el Consorcio de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), se evaluaron un total de 621 casos de cáncer de próstata y 1.205 de mama de 872 hombres y 1.321 mujeres seleccionados al azar en centros de salud primaria. Para llevar a cabo el estudio, se hicieron entrevistas a estas personas donde se les preguntaban sobre los horarios de las comidas, sueño, cronotipo y un cuestionario sobre hábitos de alimentación.

Por lo tanto y según el estudio, todo parece indicar que la hora en que nos vamos a dormir afecta a nuestra capacidad de metabolizar la comida durante la noche y prevenir la aparición de ciertos tipos de cánceres.

 

Fuente: www.isglobal.org