LOS BANCOS DE SANGRE DEL CORDÓN UMBILICAL

Salud General
Autor
Fraternidad-Muprespa

Normalmente tras el nacimiento, el cordón umbilical y la sangre que contiene son desechados. Sin embargo, hace unos años, se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene gran cantidad de células especializadas en la renovación de las células sanguíneas y que trasplantadas a pacientes cuya médula ósea esté enferma, permite obtener éxitos terapéuticos prometedores.

Las principales ventajas que ofrece la sangre de cordón umbilical, es que puede ser almacenada en un banco y disponer en el momento que se desee, lo que permite ahorrar tiempo en la búsqueda de un donante compatible, evita la extracción de médula ósea en el donante y que puede ser empleada en el momento en que se necesite.

Los trasplantes de sangre de cordón umbilical están indicados en enfermos que padecen enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea, tales como las leucemias agudas o crónicas, etc

Para estos casos, funcionan desde hace años en todos los países desarrollados los llamados Registros de Donantes Voluntarios de Médula Ósea. Estos Registros disponen de los datos de todas las personas de ese país que desean ser donantes de médula ósea y realizan además las búsquedas de un donante compatible para los pacientes que así lo necesiten. En España, nuestro Registro es el REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Osea) creado por la Fundación Carreras en 1991 y que dispone de un Acuerdo con el Ministerio de Sanidad y Consumo desde 1994.

En España existen varios Bancos de SCU (sangre de cordón umbilical) y El REDMO coordina las búsquedas tanto de donantes de médula ósea como de unidades de sangre de cordón.

Puede ser donante de sangre de cordón cualquier embarazada sana con un embarazo normal. La recolección de la sangre del cordón se realizará en el momento del parto. Cuando una embarazada desea ser donante de sangre de cordón umbilical, debe dirigirse a uno de los Bancos de Sangre de Cordón existentes en España, donde se le dará información sobre el proceso y firmará, en el caso de estar de acuerdo, un Consentimiento Informado.

Para la donación de la sangre de cordón umbilical resulta imprescindible realizar lo siguiente:

1) Una historia clínica detallada a la madre acerca de las posibles enfermedades infecciosas, hematológicas o de cualquier otro tipo que contraindiquen el empleo de la sangre de cordón.

2) La realización a la madre en el momento del parto de una análisis de sangre para descartar cualquier proceso infeccioso que pudiera ser transmisible a la sangre del cordón, en especial, los test de la hepatitis B y C, HIV y sífilis, entre otros.

3) Un examen clínico de su bebé al nacimiento y opcionalmente después de los 3 meses realizado por un pediatra.

Cualquier resultado patológico que resulte en los estudios realizados con motivo de la donación de la sangre de cordón, será comunicado a la madre por el médico responsable

La sangre del cordón umbilical será empleada para la realización de un trasplante a cualquier paciente anónimo del mundo que lo precise, sin otra preferencia que la mejor compatibilidad posible.

Los datos referentes a la sangre del cordón serán incluidos de forma codificada en la base de datos del Banco y remitidos al REDMO. Estos datos serán tratados de forma confidencial. Estos criterios de confidencialidad tienen como contra partida la imposibilidad de saber cuando será utilizada, para qué paciente y con qué resultados.No se entregará ninguna compensación económica ni de ningún otro tipo por la donación de la sangre de cordón umbilical.

El trasplante de la sangre del cordón umbilical se realiza tras del nacimiento del niño y después de la sección del cordón umbilical. Para ello se realiza una simple punción del cordón umbilical mientras que la placenta está todavía en el útero. La recogida de la sangre del cordón no comporta ningún peligro, ni para la madre ni para el niño.

Cuando un paciente necesita un trasplante y no dispone de familiar compatible, se inicia a través del REDMO una búsqueda de un donante a nivel internacional. Hoy en día y para la mayoría de los pacientes se realiza la búsqueda tanto de médula ósea como de sangre de cordón umbilical.

Los gastos son cubiertos por el Sistema Público de Salud.

El trasplante de sangre de cordón umbilical consiste en la infusión por vía intravenosa de la sangre de cordón umbilical con el objeto de sustituir a las células enfermas del paciente.

Sin embargo la polémica surge cuando aparecen los bancos privados y los padres han de decidir si donan de forma altruista la sangre de su placenta a un banco público o la preservan en uno privado, tal y como contempla el real decreto recientemente aprobado. Pese a la decisión que adopten, las células conservadas podrán ser reclamadas por la sanidad pública en el caso de que un receptor potencial las necesite. Pero los expertos advierten que las posibilidades de que las células sirvan para un auto transplante son reducidísimas y que no se debe pensar que es una panacea ni mitificar sus posibilidades

INFORMACIÓN PROPORCIONADA POR LA ORGANIZACIÓN NACIONAL DE TRANSPLANTES

NOTICIAS RELACIONADAS

  • LA ONT, LA OCATT Y LA FUNDACIÓN CARRERAS ADVIERTEN DE QUE LOS LLAMAMIENTOS PÚBLICOS A LA DONACIÓN DE ÓRGANOS Y TEJIDOS SON INÚTILES Y CONTRAPRODUCENTES (ver más...)